Cerro Cordillera y Las Cañas: Bajo las lógicas de la organización comunitaria

escrito por el Área de Comunicaciones de Espacio Santa Ana

“[…] Creemos que la vida social adquiere siempre las formas que resultan del contraste de los intereses ideales de los/las que piensan y quieren. Por eso convocamos a todos/as a pensar y a querer”.

–          Ericco Malatesta  (1924)

#Autogestión

Comencemos con la descripción de una imagen. El llamado es a imaginar, construyendo con la palabra otro mundo posible.

 

Existe un gesto que resume el lugar:  Varias personas sostienen un gran lienzo que lleva por escrito “Autogestión”, palabra que cobra fuerza cuando hablamos de autonomía y libre accionar de recursos ¿De qué se depende? De las voluntades colaborativas que se unen para llevar procesos en conjunto.

 

Quienes lo sostienen pertenecen a dos centros comunitarios distintos: Las Cañas (CCC) y Espacio Santa Ana.  En la casona de estos últimos se tomó la imagen, inmortalizando a un grupo humano que se organiza en comunidad y colectivo ¿Qué los une? Lo que hace falta, origen que ha entregado una seguidilla de acciones de apoyo mutuo entre ambas organizaciones, lazo que comenzó fuertemente posterior al incendio del año 2014.

 

Por ese entonces, Espacio Santa Ana se encontraba en la Tercera escuela de la Secretaria Latinoamericana de Vivienda Popular, SELVIHP con sede en Argentina. Como una ironía oscura, Valparaíso, la ciudad representada al otro lado de la cordillera en materia de vivienda y hábitat, se encontraba devorada por un incendio de gran magnitud, dejando más de 3000 casas destruidas, afectando a ocho cerros, convirtiéndose en uno de los incendios urbanos más grandes ocurridos en el país.

#CentrosComunitariosUnidos

A su regreso, el equipo formado por Santa Ana, viaja con todo el ímpetu de organización y ayuda para con los afectados, sobre todo, tomando en cuenta las diversas experiencias latinoamericanas compartidas en el encuentro de la SELVIHP.  De forma paralela, Centro Comunitario Las Cañas, se acerca a Cordillera en busca de ayuda para sus vecinos/as. Desde entonces, la unión entre ambos espacios comenzó a afianzar sus lazos, conociéndose y siendo parte de las mismas demandas sociales, incluido el ingreso a la SELVIHP del CCC y la creación de una cooperativa de servicios (ver nota sobre las cooperativas) que ofrece desde Las Cañas, la posibilidad de ofrecer trabajos sin necesidad de apatronarse.

 

Ambos comunitarios llevan 10 años de existencia, pero el camino ha sido distinto, debido a los diversos factores que impactan en su continuidad y en el trabajo en equipo. Organizarse de una forma diferente al modelo imperante, trae consigo desafíos monetarios y humanos, que busca entregarle horizontalidad a los procesos, dignidad y equidad.  Ante esto, el transcurso y probabilidades de encontrar problemas en el camino, van sumando nuevos desafíos.

 

Un ejemplo del trabajo en equipo que se ha venido desarrollando, es la unión en las labores de la restauración de la ex Capilla Santa Ana, a cargo de la Cooperativa Cordillera (Cordicop) y que desde este año 2018, ha sumado en apoyo a algunos compañeros/as de la Cooperativa del Comunitario Las Cañas (Comunicoop).

#JusticiaParaAmelia #SaludDigna

El trabajo en conjunto de ambas cooperativas, viene a confirmar que antiguas formas de organización laboral son posibles y que la colaboración, de este carácter en mayor escalara, entablaría nuevas formas de vincularnos sin dejar de lado la calidad de vida, colocando el acento en la empatía y no en la capitalización de la producción y seres humanos.

 

Pero las preocupaciones cambiaron drásticamente el pasado 4 de julio.  Cuando Amelia Rayen Jorquera, hija de Mauricio y Camila, del Centro Comunitario Las Cañas, muere en el Hospital Carlos Van Buren a raíz de cuestionados procedimientos y la falta de camas en el sistema de salud público.  Este hecho abrió una gran herida y en consecuencia, unió a los comunitarios a organización para enfrentar y cuestionar a los estamentos de salud y comenzar acciones en busca de justicia y dignidad.

 

Desde entonces y contrarreloj, se han depositado las confianzas construidas tras años de colaboración, juntando a ambas organizaciones a reconocer sus prácticas y entregarse todas las herramientas necesarias que permitan hacerle frente a la deficiencia del sistema.

Facebook Comments
You don't have permission to register
X