Recuperando espacios para la comunidad: Un parque en camino cintura

El sábado 11 de febrero se realizó la inauguración del parque “Placita Alegre” en camino cintura, entre calle Munich (Cerro Alegre) y calle Tomás Ramos (Cerro Cordillera),  iniciativa que se propuso recuperar espacios para la comunidad mediante la autogestión y el trabajo entre vecinos y organizaciones de Valparaíso.

La articulación del proyecto comenzó en la junta de vecinos 75 Alejandro Tinsley  con el objetivo de recuperar espacios para la comunidad.  Sin embargo, coincidió con la gestión de otro proyecto en el ex hospital alemán, por lo que, finalmente, la energía se encauzó hacia ese plan y el del parque quedó relegado. Aunque, en palabras de Lyza Jorquera, dirigenta de la iniciativa, durante ese proceso se reunió información esencial sobre el suelo y las condiciones legales de este.

Luego del primer intento frustrado, una segunda directiva logró instalar la idea del parque a través de una reunión abierta en la que participaron vecinos, diversas organizaciones de Valparaíso, integrantes de la coordinadora de defensa de Valparaíso y otras juntas de vecinos.

De esa manera,  se empezaron a realizar reuniones periódicas para tratar el asunto, además, con el conflicto de la junta de vecinos invalidada por los inconvenientes con el Tricel, se decidió crear una personalidad jurídica para el parque denominada “Agrupación por un parque en camino cintura”. Finalmente, todas las reuniones confluyeron en una primera actividad en terreno el 27 de septiembre de 2015, lo que sería el puntapié inicial para la construcción del parque.

Según Lyza, la principal motivación para llevar esta iniciativa a cabo es “el rescate del barrio, dejar de suponer que el otro tiene que resolver como la autoridad, la muni, el gobierno regional, etc. Como que los vecinos siempre están esperando que venga alguien a solucionar. Y la verdad es que eso no va a pasar.”

En ese sentido, el proyecto se propone trabajar con la comunidad organizada y autogestionada a largo plazo, recuperando el espacio público del barrio mediante la creación de un sitio verde, el cual será reforestado y comprenderá huertos, juegos y jardines que se mantendrán en el tiempo por los mismos vecinos y organizaciones.

“Yo como vecina no quiero tener este lugar de basurero ni este calor asfixiante. Hay muchos colegios cerca y pasan niños por aquí, por lo tanto lo que hagamos aquí va a ser un beneficio para la comunidad”, asegura Lyza.

Sin embargo, existe una traba legal respecto al terreno porque es propiedad privada de una sociedad de inversiones que años atrás fusionó los dos terrenos, el suelo plano con relleno (conocido como la ex concretera porque antiguamente había una empresa que fabricaba concreto) con la ladera de caída abrupta que era de otra inmobiliaria, logrando la superficie de 15.000 metros cuadrados que los vecinos quieren recuperar.

La lucha por el terreno no deja de ser compleja en el aspecto legal. El dueño de la sociedad de inversiones se ha ido a remate por tesorería, y, además, tiene una deuda con un banco por lo que el terreno está embargado y se ha ido a subasta cuatro veces. La hectárea y media que desea recuperar la comunidad está en una encrucijada, el banco no la puede vender y el dueño tampoco mientras no se resuelvan sus conflictos.

Pese a lo anterior, existen tres puntos a favor de la recuperación del terreno. En primer lugar, no es atractivo para empresas inmobiliarias porque hay una normativa sobre las zonas de mirador en Valparaíso que limita los tipos de construcción; En segundo lugar, el terreno es relleno, tiene ladera abrupta y fondo quebrada; y en tercer lugar, esta propiedad ha estado en condición de abandono por aproximadamente 40 años.

Bajo los argumentos anteriores se ha mantenido contacto con la Municipalidad de Valparaíso, con la Intendencia de Valparaíso, con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo e incluso con el Ministerio de Bienes Nacionales, sin embargo, no se visualiza una solución legal a corto plazo.

Según Lyza, las autoridades han apoyado en un sentido moral pero sin llegar a  concretar. Esto porque la administración pública no cuenta con las herramientas adecuadas para resolver el aspecto legal. Aunque, reconoce que se logró un cambio de uso de suelo en la ladera, por lo que pasó a ser un  área verde.

Los vecinos y voluntarios aseguran que la convicción es seguir consolidando el parque como un proyecto a largo plazo, instalando más juegos, plantando más árboles, manteniendo el huerto y los contenedores de reciclaje, y solucionando el abastecimiento de agua para mantener las áreas verdes.

En palabras de Lyza, “La idea del parque es un espacio público para el barrio bajo ciertas condiciones, porque la idea no es que haya música fuerte ni eventos masivos, este es otro concepto. Para carrete, Valparaíso está lleno”.

Contactos

Facebook: Un parque en Camino Cintura

Correo: ParqueEnCintura@gmail.com

Teléfono: +56996691423

Facebook Comments Box
You don't have permission to register
X