Santa Ana desarrolló proyecto de salud integral para el territorio del cerro Cordillera

 

Centro Comunitario de Salud Integral Ayni ejecutó iniciativa durante todo enero.

Más de 130 vecinas y vecinos del cerro Cordillera se vieron beneficiados con la ejecución del Proyecto de Salud Integral que tuvo como objetivo fomentar los cambios de hábitos en pro del autocuidado y la vida saludable por medio de la salud comunitaria, fortaleciendo y revalorizando la medicina tradicional y complementaria.

La iniciativa contempló la atención de más de 80 personas atendidas y tratadas con terapias alternativas, más de 20 personas que fueron visitadas en sus casas por estar dismovilizadas , según el registro del Cesfam Cordillera; y más de 20 adultos mayores pertenecientes a la red de atención de la Cruz Roja del cerro.

El proyecto, que además dio a conocer terapias basadas en la cosmovisión de nuestros pueblos originarios, también buscó determinar el estado de conciencia basal de los hábitos de vida saludable de las y los beneficiarias/os de la comunidad.

Y no sólo eso, sino que también facilitamos terapias tradicionales y complementarias mediante el uso de elementos presentes en la naturaleza. Intencionamos el autocuidado por medio de talleres teórico práctico del uso y manejo de medicinas naturales y preparados fito-terapeúticos” señaló una de las especialistas del Centro, Valentina Vargas.

El proyecto que fue presentado por el Cesfam Cordillera a la Seremi de Salud, fue ejecutado por el Centro Comunitario de Salud Integral del Espacio Santa Ana recién en enero de este año, pues debía desarrollarse en octubre del año pasado, pero por la contingencia que sufre el país se tuvo que posponer.

Un espacio de reciprocidad

El Centro Comunitario de Salud Integral del Espacio Santa Ana del cerro Cordillera se denomina Ayni, basado en un sistema de reciprocidad ampliamente practicado por los pueblos andinos y que alcanzó su condición de principio de estado durante el Tawantinsuyu de los Incas. El Ayni implica que quien necesita ayuda es asistido por los miembros del Ayllu, debiendo el beneficiado posteriormente retribuir asistiendo mutuamente cuando otro comunero lo necesite.

Bajo este concepto es que funciona el Centro, cobrando un máximo de 5 mil pesos por cualquier terapia y fomentando el uso del trueque como principal herramienta de retribución. En el Centro, ubicado en el Espacio Comunitario Santa Ana en calle Balmes 126, a una cuadra de camino Cintura y a metros de calle Castillo, trabajan mujeres unidas por la convicción de mantener el equilibrio en el cuerpo mediante el uso de los elementos existentes en la naturaleza.

Creemos en fortalecer y revalorizar la medicina tradicional territorial a través de la salud y formación comunitaria popular” subrayó Valentina Vargas.

Junto con Valentina, quien realiza terapia térmica, trabajan en el Centro Susana González con la aplicación de terapia floral y reiki; Ingrid Araya, yerbatera, con tinturas madres, aceites y vahos medicinales y Romina Tonini especialista en acupuntura y masaje con ventosas.

Este Centro nace luego que el Espacio Comunitario Santa participara en el año 2018 en la Mesa Comunitaria por la Salud Digna, que se formó luego de la muerte de la pequeña Amelia Salazar de 1 año 9 meses, quien no recibió atención médica a tiempo en el Hospital Van Buren. Luego de ese lamentable episodio, Santa Ana decide justamente fomentar la creación de un espacio de salud integral para el cerro Cordillera.

Si bien el proyecto ejecutado estuvo enfocado en la comunidad del cerro Cordillera, todas y todos los interesados pueden acercarse al Centro y tomar una terapia, sólo deben escribir al correo electrónico saludintegral.santaana@gmail.com y coordinar una hora de atención.

Facebook Comments
You don't have permission to register
X