8M: Homenaje a nuestras mujeres cordilleranas

Como Espacio Comunitario Santa Ana queremos en este 8 de marzo de 2021, rendir un sentido homenaje a mujeres destacadas de nuestro cerro Cordillera. Todas liderezas que han dado una vida al trabajo comunitario, territorial, con la infancia y voluntarias de la salud. Algunas que día a día dicen presente en el barrio y otras que lamentablemente nos dejaron dejando un extenso, digno y lindo legado que jamás olvidaremos. Sabemos que son muchas más, sobre todo jóvenes que se articulan en ollas comunes y otras actividades de autogestión. Este es sólo un bello ramilletre que las representa a todas!.

Patricia Castillo Iribarren (noviembre 1948- mayo 2017) La tía Paty era una incansable luchadora social, madre, abuela, amiga y líder territorial. Fundadora, directora y mentora del TAC (Taller de Acción Comunitaria) donde durante años plantó la semilla de la transformación social en cientos de niñez y adolescentes cordilleranos. Tejedora de sueños colectivos de esperanza, visionaria que trabajó siempre desde la acción y el hacer con el corazón. Con pala y chuzo en mano nos enseñó que juntas es posible una vida mejor.

Inés González Vidal, la mamy Inés es una integrante más de nuestro Espacio Comunitario pero además se da el tiempo, las ganas y el corazón para ser la presidenta de la Junta de Vecinos n.º 108 Chaparro Alto Cordillera. Con una extensa vida dedicada a la lucha social, Inés lo ha dejado todo por su barrio y su gente. Fue voluntaria del TAC y desde allí proyectó su trabajo hacia la comunidad hasta el día de hoy que es una activa dirigente social. Actualmente se da el tiempo y energía para ir a cocinar una vez a la semana para las y los trabajadores de nuestro Espacio.

Luisa Muñoz Parra, más conocida como la señora Cata, es nacida y criada en cerro Cordillera y desde joven fue jugadora y luego dirigenta del Club Chacaritas. Luego, desde 1991, es una activa dirigente vecinal, en particular de la junta de vecinas n º 105. Además ha sido activa participante del Consejo Local de Salud de nuestro cerro y del Club del Adulto Mayor, ambas instancias que ayudó a crear. En los últimos años ha levantado el carnaval del Roto Porteño que se ha realizado con gran éxito en el auditorio Guillermo Bravo. Hoy además es socia como figura destacada del cerro en la Corporación Espacio Santa Ana.

Olga Moraga, nacida y criada en cerro Cordillera ha pasado por muchos clues deportivos a partir de su afición por el basquetball, pero luego afianzó su vocación de servicio en la Cruz Roja que tiene sede en cerro Cordillera. Fue presidenta de la emblemática institución de salud en más de dos períodos y desde esta plataforma ha desarrollado una intensa acción social y dar vida y uso al policlínico que voluntariamente han levantado desde sus inicios.

Rosa María Cortés, nacida en el norte pero llegada a Valparaíso a los 9 años comenzó su entrega a la comunidad a comienzos de los años ‘90 cuando una vez acabada la dictadura ella se propuso poner su grano de arena para reactivar a la población que estaba tan opacada por los años oscuros que se vivieron con los militares en el poder. En este rol fue una de las precursoras de la remodelación del ascensor San Agustín que se encuentra en su barrio y de lo cual se siente muy orgullosa.

Loreto Sobrado, directora de la Escuela San Luis de nuestro cerro y activa participante del TAC en un comienzo y hoy Directora de este mítico espacio para la niñez, es una convencida que el comienzo de la tía Paty en el TAC fue determinante de la construcción del quehacer comunitario en el cerro. El TAC a través de su acción le dio sentido de vida a todas las niñas y niños que por allí han pasado. Sin duda, la recuperación de la quebrada proyectó la importancia del trabajo colectivo realizado, todo es posible, subraya Loreto.

A todas las voluntarias de la Cruz Roja también les queremos rendir un sentido homenaje en este 8M, pues su trabajo voluntario y desinteresado es un ejemplo de labor abnegada en este cerro de base obrera y trabajadora que ha sabido organizarse y validarse en el hacer, tal como lo hacen estas voluntarias en su histórica sede ubicada en Cordillera.

 

Facebook Comments Box
You don't have permission to register
X